domingo, 24 de junio de 2012

Fantasmas, fantasmas, los fantasmas existen
a veces en el denodado impetu de atravesarlos,
y a causa de la ingenuidad de creerlos con escasa corporalidad
uno va a estrellarse ahi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada